¿Cómo Sería un Mundo Vegetariano?

El número de vegetarianos está subiendo en el mundo occidental, especialmente en los Estados Unidos, Europa y Australia. En otros partes del mundo el consumo de la carne va en aumento, como en India y China.

¿Pero qué sucedería si el planeta entero se hiciera vegetariano de la noche a la mañana?

En este mundo ya no existiría filetes jugosos ni suculento chorizo. La nueva era de las verduras estaría en punto de comenzar. La infografía explica las posibilidades de este escenario y explora las relaciones entre los carnívoros, el planeta y nuestra salud.

¿Cómo Sería un Mundo Vegetariano? – MEDIGO

¿Cómo Sería un Mundo Vegetariano? – MEDIGO
¿Cómo Sería un Mundo Vegetariano? – MEDIGO

 

Cortesía de https://www.medigo.com/blog/infographics/como-seria-mundo-vegetariano/

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
"Las Doctrinas Yogas" -Punto de Partida-, por Mircea Eliade (Primera Parte)

"La tolerancia del budismo no es una debilidad, sino que pertenece a su índole misma. El budismo fue, ante todo, lo que podemos llamar una yoga. ¿Qué es la palabra yoga? Es la misma palabra que usamos cuando decimos yugo y que tiene su origen en el latín "yugu". Un yugo, una disciplina que el hombre se impone. Luego, si comprendemos lo que el Buddha predicó en aquel primer sermón del Parque de las Gacelas de Benares hace dos mil quinientos años, habremos comprendido el budismo".

Jorge Luis Borges. Párrafo del ensayo titulado "¿Qué es el Budismo?". Del libro "Siete Noches" (1980)

Mindfulness
Malena Pichot
@malepichot
La Jabru NO me Deja #@!

Uno de los flagelos del parri-pollo del humor en el que se ha convertido el stand up nacional es la categoría “mi señora”: un ser abominable que solo existe en el mundo para molestar al agotado hombre del hogar. Es una constante en el género la desesperación de los comediantes ante lo reclamos de una esposa insatisfecha, presentada como una carcelaria de la que no se puede escapar. Quizás tenga que ver con mi edad, con el hecho de que no creo en el matrimonio ni en la convivencia, pero, sinceramente, la problemática “mi señora me molesta” tiene muy poco de problemática, dado que la solución es bastante simple: separarse. Esto no estaría siendo una opción entre nuestros comediantes, que parecieran desenvolverse en 1950, cuando hacer material de la vida conyugal y quejarse de sus esposas seguramente era de lo más corrosivo y arriesgado. No es mi intención plantear una apología de la separación, muy por el contrario, lo que planteo es una renovación en el imaginario del matrimonio, ese imaginario que fue construido sobre la base de un hombre agotado y una mujer que lo interpela constantemente para hacerle la vida más difícil.

Te puede interesar