Soluciones permaculturales a las crisis económicas

Es en los tiempos de crisis donde los cambios se hacen claramente necesarios. Desde la comodidad de tener servicios eléctricos, agua, etc. una heladera abundante y un hogar confortable, a la mayoría de los urbanitas se les hace difícil ver que esas necesidades pueden ser cubiertas en el campo en forma sustentable sin depender tanto de las variables económicas.

Pero cuando la economía estalla como en estos días, por un dólar que parece tener a las nubes como último límite, la trampa queda a la luz. A gran parte de la clase media se les viene encima todo su mapa de vida. La clase pobre ya fue devastada en otras crisis argentinas, y en ésta van por los que todavía mantienen cierto nivel adquisitivo.

Para este modelo no está bien que la riqueza todavía esté repartida! La intervención del FMI nos retrotrae a tiempos pasados y de este futuro que muchos intuimos, donde la vida económicamente se hace cada vez más difícil en las grandes ciudades.

Por esto las propuestas permaculturales son muy fáciles de entender en estos momentos, buscar la autosuficiencia bien diseñada, cada día, tiene mayor importancia en esta sociedad satisfaciendo así, las necesidades para tener una vida estable.

La alimentación sana se resuelve produciendo la mayor parte de los alimentos y cocinando con leña o con el sol. Las casas se hacen con mayor parte de los materiales del lugar, y por su diseño mantienen temperatura y humedad de confort sin necesidad de energía. Electricidad y agua se resuelven por el viento y el sol sin depender del Estado ni de las corporaciones, a los que nada les importa cortarte el servicio cuando no logran cubrir el abastecimiento. Se pueden obtener excedentes o directamente ser parte de sistemas productivos para comercializar o intercambiar.

Un sistema permacultural bien diseñado e implementado nos permite que los gastos sean muy bajos para poder mantener a nuestras familias. Esto nos coloca en una situación privilegiada en la sociedad de estos tiempos.

Además conviviendo con otros y en contacto con la naturaleza, el crecimiento y la educación de los niños se hace más armónica e integral, a su vez se ahorra mucho dinero en recurrir a escuelas privadas alternativas.

Los mayores tienen estos espacios de convivencia o cohousing, el lugar ideal para la etapa avanzada de la vida donde pueden seguir activos y creativos ahorrando mucho dinero en geriátricos.

Las ecovillas que reúnen estas características se están convirtiendo en todo el mundo en los lugares elegidos por muchas familias para poder generar una estrategia, a la esclavitud económica mundial que el capitalismo corporativo está desarrollando en todo el mundo, donde la ecuación es achicar el Estado, bajar el gasto en educación y salud, y dejar todas las tierras y recursos en manos de unas pocas corporaciones globales, apiñando a la gente en grandes ciudades diseñadas como un gran hermano de hipercontrol, como el que se está instalando en China donde cada ciudadano está camino a ser completamente monitorizados en cada una de sus acciones.

Las medidas que está proponiendo el FMI para Argentina son una réplica de las impuestas a Grecia en su última crisis, con la consecuente devastación de la calidad de vida del pueblo griego. Muchas personas en ese país encontraron una salida yendo al campo para ser autosuficientes.

La Ecovilla Gaia, con 22 años de desarrollo en búsqueda de la autosuficiencia, es uno de los lugares con mayor autonomía energética y de recursos de mundo, a su vez es un lugar de regeneración de la naturaleza. Un espacio de luz ante tiempos oscuros.

Los conocimientos e investigaciones del diseño de estos sistemas están al alcance de todos, a través de la Universidad Internacional de Permacultura, para lograr la independencia necesaria. Lamentablemente las crisis van mucho más rápido que la reacción de las personas y de los procesos de la naturaleza, ya que instalar un sistema que llegue a un nivel sustentable lleva mucho tiempo. Y aquí la pregunta… ¿Podrán las personas de la ciudad hacer el cambio antes de la ola del tsunami?

Fuente:  info@gaia.org.ar

http://gaia.org.ar

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
¿Se puede ser más feliz a través del deporte?

Por lo general, para todos aquellos a los que no les gusta pisar un gimnasio, les parecerá una locura la afirmación de que ejercitarse o hacer deporte,  aumentan la felicidad de las personas, sin embargo muchos otros estarán de acuerdo con esta teoría.

Es común que en alguna etapa de nuestra vida se haya convertido en prioridad el querer potenciar la belleza exterior, bien sea por estar tras una conquista o por cuestiones de salud, más sea cuales fueran las razones, siempre termina aportando positivamente al autoestima de la persona.

Supongamos que nuestra vida está plagada de ocupaciones; llevar a los niños a la escuela, trabajar, pagar cuentas, tráfico agobiante y toda clase de cosas poco agradables que nos hacen pasarla no también en nuestra vida diaria.

Para esas personas, es necesario poder contar con un momento distinto, en donde al menos por una hora, los problemas se conviertan en; como levantar una pesa, en superar a la defensa para marcar el gol y en compartir con los amigos durante el entrenamiento.

De alguna manera, la socialización y el compañerismo que despierta la práctica de actividades físicas, nos permite encontrar esa ansiada vía de escape a los problemas de la vida cotidiana.

Mindfulness