¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Se suele erróneamente asociar "perverso" o "perversión" con desviaciones o excepciones graves dentro de lo que consideramos "la común medida social de normalidad". Pero su acepción original y el significado dado por Freud a estos términos distan mucho de esta moralina. Según Enric Berenguer “la perversión nos concierne a todos”, pues se encuentra ligada al deseo y tanto “normales” como perversos estamos deseando constantemente; la diferencia radica en nuestra posición frente al deseo.

Aquí les dejamos los textos en formato word para profundizar en el estudio de "Las Perversiones" (campo por muchos colegas psicólogos rechazado y desconocido, al punto tal de que no se estudia en la carrera de psicología de la Universidad de Buenos Aires):

Semiología Psiquiátrica y Psicopatía

Suplencia_perversa_en_un_sujeto_psicotico

caso montesino

Desarrollos recientes en el estudio de las perversiones morales

Dexter

EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE

EL PSICÓPATA Y SU PARTENER

La elaboracion Freudiana sobre la Homosexualidad

La elaboración Freudiana del Fetichismo

La elaboración Freudiana sobre el Masoquismo

La empatía en el psicópata

Perversion en Lacan1

Perversion en Lacan2

Pervesion-Freud y Lacan

ensayo breve De-La-Perversion

fantasma perverso

homosexualidad femenina

sado-maso-quismo

ÉTICA PERVERSA

Masotta-Ensayos Lacanianos

 

Bibliografia de Referencia: Bibliografia para Curso sobre Perversiones

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Juan Sklar
@juansklar
La generación del rock

La generación del rock, la que ahora ronda los 60 años, guarda como paradigma de felicidad a la adolescencia, la edad de la rebelión. Nuestra generación, que ahora tiene 30 y que creció con padres más blandos, no añora la angustiante rebelión, sino la cómoda infancia.

Te puede interesar
"C. G. Jung", por Herbert Read (Cuarta Parte)

Hacia 1839, Edgar Allan Poe publica en la revista "Burton's Gentleman's Magazine" el cuento corto de su autoría "William Wilson". En él, el no menos genial que atormentado escritor estadounidense aborda el siempre fascinante tema del "doppelgänger" ("doppel": doble y "gänger": andante). Salvo que en el caso de este relato, el doble del protagonista no juega un papel de malvado (como sí ocurre, por ejemplo, con Mister Hyde respecto del Doctor Jekyll en la célebre novela de Robert Louis Stevenson), sino que siempre aparece cuando éste, el protagonista, realiza alguna acción poco ética. Es decir, la Sombra a la que alude Jung está encarnada por el "original" y no por el "doble". Como sea, de haber vivido Jung por entonces y de haber ya concebido el proceso de "individuación" (o sea, el proceso de ponerse de acuerdo con uno mismo y de establecer un equilibrio entre nuestros impulsos en conflicto, adquiriendo así, de tal suerte, conciencia de nuestra Sombra y aceptando esta presencia inevitable), es muy probable que la memorable ficción poetiana no hubiese existido, o, de haber sido escrita igual por el bostoniano, otra sería la luz bajo la cual la observáramos. Dichas estas palabras introductorias, continuamos:

Psicoanálisis