Los 7 pecados capitales (SEVEN)

Falta de piedad, encanto, concentración, fortaleza mental, intrepidez, despreocupación (vivir el momento) y acción. ¿Quién no se beneficiaría, en determinados momentos de su vida, de subir una muesca de alguno de ellos?

La observación de que el encanto, la concentración y la falta de compasión (tres de los rasgos más reconocibles instantáneamente de los psicópatas) constituyen, si uno puede llevarlos bien, un guión para resolver los problemas con éxito, quizá no sea una gran sorpresa.

Anclar tus pensamientos firmemente en el presente, concentrarse exclusiva e inmediatamente en el aquí y el ahora, es una disciplina cognitiva que tienen en común tanto la psicopatía como la iluminación espiritual.

Algunos estudios de concentración cognitiva y emocional, por ejemplo, en el contexto de una toma de decisiones disfuncional, han demostrado que cuando evaluamos las conductas corrientes del día a día, como por ejemplo tirarse a una piscina o coger el teléfono y dar una mala noticia, la realidad posible "imaginada" es mucho más incómoda que la "real".

Cosa que explica, por supuesto, nuestra insaciable necesidad de procrastinar la mayor parte del tiempo. 

Pero los psicópatas no procrastinan nunca. Los psicópatas necesitan "hacer" algo. Son incapaces de no hacer nada.

Los 7 preciados capitales son 7 principios fundamentales de la psicopatía que, repartidos con buen criterio y aplicados con el debido cuidado y atención, pueden ayudarnos a conseguir exactamente lo que queremos; pueden ayudarnos a "responder", más que a "reaccionar", a los desafíos de la vida moderna; pueden transformar nuestra actitud de víctima en la de vencedor, pero sin convertirnos en villanos:

1. Impasibilidad

2. Encanto

3. Concentración

4. Fortaleza Mental

5. Intrepidez

6. Atención plena

7. Acción

Sin duda alguna, el poder de ese conjunto de habilidades se encuentra rotundamente en su aplicación. Determinadas situaciones inevitablemente requieren más de algunos rasgos que de otros. El secreto, incuestionablemente, es el contexto.

El problema con los psicópatas no es que estén atiborrados de maldad. Curiosamente, es lo contrario. Tienen demasiado de algo "bueno".

Bibliografia:

Párrafos seleccionados de Dutton, K. (2014) La Sabiduría de los Psicópatas. Todo lo que los asesinos en serie pueden enseñarnos sobre la vida. Buenos Aires, Ed. Ariel.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
"C. G. Jung", por Herbert Read (Quinta Parte)

Hacia el final del último párrafo de la entrega anterior (Cuarta Parte) de este extenso ensayo de Herbert Read sobre Jung (que tenemos el privilegio de transcribir para los calificados lectores de "Salud y Psicología"), nos es dado leer que el individuo ha depuesto su poder de decidir, su responsabilidad social y que se halla -la imagen es terrorífica- como un remache ("¡ni tan siquiera como un diente de rueda!") en un mecanismo cuyos movimientos y cuya dirección no tiene el poder de controlar. Lo que mueve la maquinaria (a falta de seres humanos excepcionales, talentosos y sabios, que pudiesen "gobernar la nave") es una fuerza demoníaca que procede directamente del inconsciente colectivo. No existe otra hipótesis que pueda explicar el empleo demencial contra la propia humanidad de las atroces armas de destrucción masiva que -ya se alarmaba Read en aquellos lejanos días de hace más de medio siglo- hoy están en poder de los seis u ocho Estados mundiales más poderosos. No ignora el lector sagaz que dicha carrera armamentística jamás halló solución de continuidad y que, lejos de eso, que hasta puede parecer una esperanza ingenua, la sofisticación y el poder de daño de los nuevos artilugios bélicos roza tal perfección que, se diría, nacidos de la mente infinitamente proterva de una divinidad hostil o loca. Seguimos:

Psicoanálisis