Clase 2 / Seminario I: LOS ESCRITOS TÉCNICOS DE FREUD (1953 – 1954) - Jacques Lacan

Notas extraídas del Seminario I de Jacques Lacan . . . 

El campo de Freud es la verdad del sujeto.

Se trata de la realización de la verdad del sujeto, como dimensión propia que ha de ser aislada en su originalidad en relación a la noción misma de realidad.

El análisis como ciencia es siempre una ciencia de lo particular. La realización de un análisis es siempre un caso particular, aún cuando estos casos particulares, desde el momento en que hay más de un analista, se presten, de todos modos, a cierta generalidad. Pero con Freud la experiencia analítica representa la singularidad llevada a su límite, puesto que él estaba construyendo y verificando el análisis mismo.

“Nosotros que nos interesamos, no tanto en esta verdad, como en la constitución de las vías de acceso a esta verdad”

Freud escribe que la fuerza de la resistencia es inversamente proporcional a la distancia que nos separa del nódulo reprimido.  Evidencia la materialidad de la resistencia tal como se la capta en el transcurso de la experiencia: en el discurso del sujeto.

En Freud el ego se lee como representante de la masa ideacional.

¿Proviene la resistencia únicamente de allí? Cuando, en el límite de ese campo de la palabra que es justamente la masa ideacional del yo, les representaba el montante de silencio tras el cual una palabra distinta reaparece, aquella que se trata de reconquistar en el inconsciente ya que ella es esa parte del sujeto separada de su historia: ¿Acaso esta allí la resistencia?

La contratransferencia no es sino la función del ego del analista, lo que denominaba la suma de los prejuicios del analista.

Los avatares de la experiencia analítica nos informan sobre la naturaleza misma de esta experiencia, en tanto también es una experiencia humana enmascarada para sí misma.

Volver a examinar el análisis, en un examen a su vez analítico, es un procedimiento que revelara su fecundidad en relación a la técnica.

El ego, en la obra de Freud, cumple un papel funcional vinculado a necesidades técnicas.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Muere el ícono de la foto más recordada del 11 de septiembre: “La Dama del polvo”

Marcy Borders  tan solo tenía 28 años, cuando dos aviones se estrellaron contra las torres del World Trade Center en Nueva York. Al estallar el primer impacto en la torre sur, Borders decidió escapar de la torre contigua, pese a que su jefe le ordenara permanecer en el  escritorio de trabajo. Cubierta de una espesa capa de polvo y desorientada, Borders se refugió en un edificio cercano, donde un fotógrafo; Stan Honda, tomó la icónica foto que dio vuelta el mundo y le valió el apodo de la “Dama del polvo”.

Te puede interesar