Clase 3 / Seminario I: LOS ESCRITOS TÉCNICOS DE FREUD (1953 – 1954) - Jacques Lacan

Notas extraídas del Seminario I de Jacques Lacan . . . 

Si algo hace la originalidad del tratamiento analítico es justamente el haber percibido, desde su origen y de entrada, la relación problemática del sujeto consigo mismo.  El hallazgo propiamente dicho, el descubrimiento, consiste en haber puesto esta relación en conjunción con el sentido de los síntomas. El rechazo de este sentido es lo que le plantea al sujeto un problema. Este sentido no debe serle revelado, debe ser asumido por él.

Es imposible en la experiencia analítica considerar el cambio de estilo del sujeto como prueba de la justeza de una interpretación. Considero que lo que prueba la justeza de una interpretación es que el sujeto traiga un material que la confirme. Y aún esto debe ser matizado.

Una interpretación de ego a ego, o de igual a igual es una interpretación cuyo fundamento y mecanismos en nada pueden distinguirse de la proyección.

Desde el momento en que se pone a dos sujetos en el mismo campo – digo dos, no tres –  los sentimientos son siempre recíprocos.

Entonces, virtualmente, el sentimiento ya estaba allí, pues para que exista bastaba encender una chispita.

La resistencia es concebida como algo que se produce del lado de lo consciente, pero cuya identidad se regula esencialmente por su distancia, respecto a lo originariamente reprimido.

¿Qué es el trauma? Freud se da cuenta que el trauma es una noción sumamente ambigua, ya que, de acuerdo con la evidencia clínica, su dimensión fantasmática es infinitamente más importante que su dimensión de acontecimiento. El acontecimiento entonces pasa a un segundo plano en el orden de las referencias subjetivas. En cambio, la fecha del trauma sigue siendo, para él, un problema que conviene conservar.

 

Entrevista a J. Lacan (1972) from frente psicoanalitico on Vimeo.

 

Solo la perspectiva de la historia y el reconocimiento permite definir lo que cuenta para el sujeto.

Freud afirma haber hecho algunos estudios sobre la memoria, y refiere el recuerdo evocado, el reconocimiento, a la fuerza actual y presente que el otorga, no forzosamente su peso y densidad, sino simplemente su posibilidad.

Así es como procede Freud. Cuando no sabe a qué santo encomendarse para obtener la reconstrucción del sujeto, lo atrapa de todos modos con la presión de las manos sobre la frente, y enumera todos los años, todos los meses, las semanas, incluso los días. Confía suficientemente en la estructuración implícita del sujeto por acción de lo que luego ha sido definido como el tiempo socializado como para pensar que, cuando su enumeración llegue al punto en que la aguja del reloj cruzara efectivamente el momento crítico del sujeto, este dirá: Ah sí, justamente ese día me acuerdo de algo.

El centro de gravedad del sujeto es esta síntesis presente del pasado que llamamos historia. En ella confiamos cuando se trata de hacer avanzar el trabajo. El análisis en sus orígenes la supone. Por lo tanto, no cabe demostrar que, a su fin, ella es refutada.

¿Son los síntomas, resistencias?

Freud, al final de los Estudios sobre la histeria, define el nódulo patógeno como aquello que se busca, pero que el discurso rechaza, que el discurso huye. La resistencia es esa inflexión que adquiere el discurso cuando se aproxima a este nódulo.

 

 

Bonus Clase 4:

La resistencia emana del proceso mismo del discurso.

Y de aquí (de la resistencia) surge la transferencia. La actualización de la persona del analista.

La transferencia se produce justamente porque satisfacía a la resistencia.

Es necesario que se desprendan, por un instante, de la idea que la resistencia es coherente con esa construcción según la cual el inconsciente está, en un sujeto determinado, en un momento determinado, contenido y, como suele decirse, reprimido.

Cualquiera sea la extensión que podamos dar ulteriormente al termino resistencia, en su conexión con el conjunto de las defensas, la resistencia es un fenómeno que Freud localiza en la experiencia analítica.

Freud nos enseña que el buen método analítico consiste siempre en encontrar una misma relación, una misma conexión, un mismo esquema, que se presenta a la vez en las formas vividas, en los comportamientos, y también en el interior de la relación analítica.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Raul Augusto Borgialli
@loqmsalvolavida
Una técnica para sanar la mente

Una técnica psicoterapéutica gestáltica, adaptada y transformada en una herramienta para resolver conflictos interpersonales, entre el ser y la mente.

Mindfulness
"Las Doctrinas Yogas" -Punto de Partida-, por Mircea Eliade (Segunda Parte)

Proponemos a los calificados lectores de Salud y Psicología, la Segunda (y última) Parte del docto ensayo introductorio a las "Doctrinas Yogas", del egregio Historiador de las Ideas y de las Creencias Religiosas rumano Mircea Eliade. Inútil decir la importancia que tiene (en el Yoga "más conocido" por nosotros en Occidente) la obra del pensador hindú Patanjali, el "Yoga Sutra". Continuamos:

Mindfulness