Crudiveganismo para embarazadas

Las mujeres embarazadas no deberían hacer dietas para adelgazar. El crudiveganismo no es un régimen de adelgazamiento sino una dieta sana y ética. Las necesidades de nutrientes aumentan mucho en el embarazo (vitaminas, minerales), por eso en este periodo con más motivo se deberán elegir alimentos que los contengan, evitando las “calorías vacías” de alimentos como trigo, azúcar y lácteos. Si la persona está muy intoxicada, no es conveniente adoptar un crudiveganismo al 100%, pues para eliminar los tóxicos de los tejidos, el organismo primero los moviliza y los vierte en sangre. Entonces se produce una autointoxicación, no recomendada durante el embarazo.

Vitaminas

En el embarazo las necesidades de vitamina A aumentan en un 10% y las de vitamina C en un 12%. La vitamina A se encuentra en frutas y verduras anaranjadas y amarillas, y en las verduras de hoja verde. La vitamina C se encuentra en los cítricos, las fresas, los kiwis, el melón, las frutas tropicales (papaya, mango, guayaba), las verduras de hoja verde (el perejil, los pimientos, las coles...).

Habrá que ser cautas con los suplementos de vitaminas A y D, puesto que son vitaminas liposolubles y el exceso se acumula en el organismo.

Con las vitaminas del grupo B, hidrosolubles, no ocurre lo mismo, pues el exceso se elimina por la orina. Normalmente las embarazadas crudiveganas tienen más vitamina B9 (ácido fólico) que las que no lo son (se encuentra en los espárragos, el nabo, el zumo de naranja, la remolacha, las espinacas, el aguacate...), pero aun así se recomienda tomar suplementos de vitaminas del grupo B (si no se ingiere todo el grupo no se asimilan bien), porque el riesgo de no tener cubiertas las necesidades de B9 es muy elevado. Se necesitan 400mcg de ácido fólico al día.

Minerales

Ingerir yodo durante el embarazo previene al/a la bebé de las llamadas “enfermedades por déficit de yodo”, como el retraso mental y la parálisis cerebral. Puede obtenerse de la sal yodada, las algas o de suplementos de yodo (o de un multivitamínico-mineral que lo contenga, como Multi-Guard de Lamberts, u otros que contengan de 100 a 150mcg de yodo). El consumo excesivo de algunos alimentos crudos, como las coles, podrían incrementar los requerimientos diarios de yodo.

Con respecto al hierro, las embarazadas crudiveganas lo obtendrán de fuentes vegetales (hierro no hemo), y se absorberá mejor si se ingiere junto a vitamina C, presente por otra parte en casi todos los vegetales crudos, ya que la vitamina C es termosensible y se destruye con el calor. Habrá de evitarse el café, el té y el tabaco, si se tomaran, así como el exceso de lácteos, aunque fueran sin pasteurizar, pues los anteriores bloquean la absorción de hierro. Se necesitan 30mg de hierro al día.

Las mujeres embarazadas sintetizan mejor el calcio que ingieren que las que no lo están; por ello aunque sus necesidades aumentan, no es necesario tomar suplementos de calcio, salvo en crudiveganas que no tomaran sol lo suficiente y no pudieran sintetizar vitamina D para fijar el calcio, en este caso, tomar un suplemento de 1000mg de calcio al día

Ácidos grasos Omega 3

Para obtener un equilibrio correcto en la proporción de los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, se recomienda tomar sólo aceite de oliva (Omega 9) y no de girasol ni maíz (muy ricos en Omega 6) por otra parte muy difíciles de conseguir en crudo.

Las embarazadas crudiveganas pueden obtener el preciado Omega 3 de las nueces o del aceite de lino (3 nueces o una cucharadita de aceite de lino cada día), o tomado crackers, panes o magdalenas o cualquier preparado crudivegano hecho con semillas de lino trituradas. Comer crudo, pero además vegano, es una buena forma de tomar ácidos grasos Omega 3, en su correcta proporción con los Omega 6, y además se evita la ingestión de mercurio, que es un metal pesado, tóxico para el/la bebé, y que se encuentra en los pescados azules como el atún.

Otras recomendaciones para embarazadas crudiveganas

Hacer ejercicio suave, moverse, es sano para todo el mundo pero, especialmente para las embarazadas, porque ayudará a que no se gane demasiado peso, ayudará a atenuar calambres y evitar varices, a equilibrar intestinos, etc. además de facilitar el momento del parto. Es importante no fumar ni tomar alcohol, pues esto sienta especialmente mal a lxs crudiveganxs, por estar más despuradxs a nivel celular y por tanto, ser más sensibles a los tóxicos.

¿Sabías que...?

Ya sabes que dar de mamar a tu bebé tiene muchos beneficios... pero ¿Sabías que además las mujeres que amamantan a sus bebés recuperan antes su figura tras el parto? 

Por otro lado, otra ventaja de estar embarazada y ser crudivegana, es que las embarazadas crudiveganas no padecen diabetes gestacional.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Juan Sklar
@juansklar
Neoliberalismo Espiritual

El neoliberalismo económico tiene su sostén metafísico en el neoliberalismo espiritual: a la idea de que tu riqueza solo depende de tu esfuerzo le corresponde su análogo: “estar bien sólo depende de vos”.

Te puede interesar