7 motivos por los que algunas personas no necesitan ir a el psicólogo

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas experimentado una situación que aparentemente no tenía solución, tan dolorosa que no se pueden evitar pensamientos como “no puedo con esto", “esto nunca cambiará”, “nunca dejare de sufrir”, “es tan terrible por lo que estoy pasando”. ¿Te suena conocido?, seguro que sí, todas las personas alguna vez hemos sentido una o más experiencias de este tipo, algunas más intensas que otras, de duración corta o larga, con intervalos o sin ellos, de manera individual o en grupo.

La realidad es que ninguna persona está exenta de vivir una experiencia con dichas características, la diferencia consiste en cómo se le enfrenta. Algunas personas evitan pensar en ellas, otras las experimentan de manera normalizada –incluyendo la normalización del dolor o sufrimiento-, habrá quien solicite apoyo o acompañamiento para superarlas y están también quienes saben qué hacer ante una experiencia de dolor o sufrimiento y ponen manos a la obra para dejarlas atrás. Pero ¿Quiénes son estas personas? ¿Seres de inteligencia superior? ¿Personas imaginarias? ¿Personajes de alguna película hollywoodense? No, en realidad cualquier persona lo puede lograr, todas las personas contamos con recursos que nos permiten enfrentar situaciones difíciles o dolorosas pero ¿Cómo es que se logra algo así? ¿En cursos o diplomados? ¿Pasar años en psicoterapia?, pues no necesariamente. No me malentiendas por supuesto que la psicoterapia y cursos de desarrollo humano son realmente útiles –y en muchos casos vitalmente necesarios-, nos permiten conocernos, entendernos mejor y aprender recursos emocionales.

Entonces ¿Cómo estas personas lograron esos recursos? ¿Son heredados acaso?, en realidad no, estos recursos son aprendidos pero muy pocas personas notamos ese aprendizaje. Independientemente de cómo fue el proceso de aprendizaje lo valioso es el resultado, el recurso que se generó. Muy bien te lo mostrare, piensa en alguna experiencia de tu vida que haya sido dolorosa o difícil… listo, ¿Cómo te sentías?, ¿Cuánto tiempo se mantuvo?, en algún momento tuvo su fin ¿cierto?, de acuerdo ahora piensa en lo siguiente ¿Qué entendiste de ti mism@?, ¿Qué comprendiste de la experiencia?, ¿Qué cambiarias?, ¿Qué no? ¿Cómo lo superaste? Ahora si volvieras a pasar por una situación adversa, ¿no crees tener un poco de ventaja por haberlo vivido antes? Yo creo que sí, estos son recursos que se aprenden con las experiencias, en psicología se conoce como RESILIENCIA, definida como la capacidad para recuperarse a momentos de adversidad. Ahora las razones por las que algunas personas poseen e identifican sus propios recursos o resiliencia y hacen uso de ello, depende desde mi experiencia profesional, del desarrollo de las siguientes características:

Identificación de lo que genera la crisis o adversidad
Auto regulación emocional
Identificación de opciones de solución
Plan de acción
Re-significación del evento

Sé que parece complicado adquirir estas características pero te aseguro que en mayor o menor medida cuentas con ellas. Lo difícil es el tipo de adversidad que se enfrenta, puesto que complica el hacer uso de ellas. Para cada persona una experiencia de adversidad o crisis es distinta, habrá quienes contemos con lo necesario para enfrentarlas, quienes necesitemos el acompañamiento y guía, quienes necesitemos nos ayuden a identificar o a construirlas.

Por lo que, los motivos por lo que algunas personas no necesitan ir al psicólogo pueden ser debido a que:

1. Es una experiencia que no pone en riesgo su salud o integridad física o la de otr@s
2. Los efectos emocionales de la experiencia van disminuyendo y no aumentando
3. El dolor no se convierte en sufrimiento físico y/o emocional propio o hacia otr@s
4. Tienen la posibilidad de identificar lo que le causa dolor o adversidad, visualizan las opciones de solución por sí mism@s y las llevan a cabo
5. Poseen tolerancia a la frustración, es decir, a lo que no se puede cambiar o lo que no se puede tener
6. Pueden experimentar la adversidad como una vivencia más y continuar con su vida
7. Cuentan con redes de apoyo y vínculos interpersonales afectivos y efectivos

Sí al leer este articulo te das cuenta que tu capacidad de resiliencia no es suficiente para enfrentar las adversidades de la vida, no te preocupes es posible desarrollarla y nunca es tarde. Para eso hay quienes nos dedicamos al desarrollo humano y salud mental, un proceso psicoterapéutico, un curso de desarrollo emocional, un libro o grupo de autoayuda pueden ser el inicio a un trabajo de fortalecimiento para lo que necesites.

Fuente: Lic. Ivette Santiago. http://ayuda-psicologica-en-linea.com/auto-ayuda/7-motivos-por-los-que-algunas-personas-no-necesitan-ir-con-el-psicologo/

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Tomas Kelly
@saludyempresas
El Estrés - Características y Estrategias

El estrés es uno de los principales males en la actualidad. Pero debemos diferenciar entre el estrés negativo y el positivo, reconocer qué nos provoca el negativo, para luego actuar saludablemente frente a situaciones estresantes.  

Te puede interesar