#amor

Hacer el amor con todos

La fantasía sexual de poder realizar el amor con todos los hombres y/o mujeres que se desean es más común de lo que crees, de hecho si no la presentas deberías empezar a preguntarte si eres un ser humano.

¿Cuantas veces hemos pensando que si fuéramos un ser hermoso y atractivo como alguna modelo o actor conocido seríamos capaces de seducir a quien quisiéramos? La realidad de la fantasía es un poderoso alimento para el cerebro humano. Consumimos toneladas de imaginerías construidas por nuestros deseos más íntimos, que a la vez, son prestadas por telenovelas y películas. Guardar el secreto de nuestros deseos sexuales y no decirlos es condición para mantenerlos presentes y vivos en nuestra psique.

Liberarnos de nuestra fantasía no significa realizarla porque de esa manera solo provocaríamos un derrumbamiento de nuestra realidad psiquica. La fantasía como tal es un elemento que constituye y esta presente en nuestra mente de manera permanente. Los contenidos pueden y han de variar pero la sustancia misma de la fantasía es la que construye y arma nuestra mente. Podríamos decir que la mente es una pura fantasía que condiciona e impulsa a nuestro cerebro a actuar. Con lo cual el tener fantasías sexuales en nuestra mente es una "maldición" (si se lo vive así) de la que no podremos escapar.

COMENTA
Cristina Larripa
Licenciada en Bellas Artes. Escritora. Actualmente cursando la carrera de psicología en la Universidad de Buenos Aires. Realizó los siguientes Seminarios: Gestalt desde el Campo Relacional-Experiencial, Teoría y Práctica de la Psicogenealogía, Constelaciones Familiares, Psicodrama y Enfoque Gestaltico Transpersonal.