El que observa la melancolía no está triste

El conocimiento más práctica crean la sabiduría.

Deje de privilegiar la emoción y de identificarse con ella, tome un poco de distancia y sonría observándole sufrir, porque usted no es esto sino solamente un espectador de esto, no le deje tomar partida en el juego y no lo tome en serio.

La enseñanza zen permite ver y mantener una relación diferente con lo que nos perturba o nos hace sufrir habitualmente.

No es necesario luchar siempre en contra, se trata más bien de volverse íntimo y encontrar la causa profunda.

La angustia o la ansiedad no tienen porque ser forzosamente percibidas siempre como un fenómeno negativo, al igual que la fiebre no es forzosamente un fenómeno negativo en una afección.

Sea cual sea la finalidad de la práctica del zen, ésta no es el tratamiento de enfermedades psicológicas, para practicar es preferible tener buena salud física y psíquica.

El zazen no está para curar la neurosis y las enfermedades o sea el inconciente. Es un poco como un hilo enredado del cual el zen nos va a permitir liberarnos en una dimensión muy grande de este hilo, de entender que este hilo no es nuestro verdadero ego, ir más allá de nuestro karma, verlo en su totalidad. Pero a veces, para ciertos bloqueos, para ciertas repeticiones de un comportamiento equivocado, una terapia, si es un análisis freudiano tradicional, o psicoanálisis modernos como las psicoterapias de Erickson, pueden ser completamente eficientes para solucionar ciertos problemas kármicos.

Fuente: Maestro Kosen

Link: http://www.zen-deshimaru.com.ar/preguntas-repuestas-maestro-kosen.php?no=173&liste=0&k=32&theme=31&t=35

 

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
"Las Doctrinas Yogas" -Punto de Partida-, por Mircea Eliade (Primera Parte)

"La tolerancia del budismo no es una debilidad, sino que pertenece a su índole misma. El budismo fue, ante todo, lo que podemos llamar una yoga. ¿Qué es la palabra yoga? Es la misma palabra que usamos cuando decimos yugo y que tiene su origen en el latín "yugu". Un yugo, una disciplina que el hombre se impone. Luego, si comprendemos lo que el Buddha predicó en aquel primer sermón del Parque de las Gacelas de Benares hace dos mil quinientos años, habremos comprendido el budismo".

Jorge Luis Borges. Párrafo del ensayo titulado "¿Qué es el Budismo?". Del libro "Siete Noches" (1980)

Mindfulness
El poder de la seducción que llevamos escondido

La gran mayoría de las personas ignoran como usar el poder de la seducción en la práctica diaria; son muy pocos los que descubren este poder como herramienta vital para el éxito. Todos tenemos el poder de seducir, solo hay que sacarlo. Si lo aprendemos a usar de pequeños es más fácil luego; de todas formas nunca es tarde para sacarlo a relucir, porque lo llevamos dentro.

Te puede interesar