Presión Arterial Elevada

Cambio de paradigma: las dietas bajas en sal no son beneficiosas para la salud. Lo afirmó un trabajo publicado en la prestigiosa publicación The Lancet, en el que se analizaron más 130 mil casos, de 49 países.

Por años, especialistas de todo el mundo apuntaron contra la sal, casi como si fuera una enemiga pública de la salud e hicieron hincapié en los beneficios de las dietas bajas en sodio. Sin embargo, un nuevo estudio podría hacer cambiar esta concepción.

El informe, publicado en la prestigiosa revista The Lancet, reveló que las dietas con poca sal no son tan buenas como se creía, ya que pueden elevar el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular en comparación con la ingesta moderada.

El médico cardiólogo argentino Rafael Díaz, director de ECLA (Estudios Clínicos Latinoamérica) y director del departamento de cardiología del Instituto Cardiovascular de Rosario, explicó desde los Estados Unidos:

"La mayoría de las organizaciones científicas del mundo tienen el concepto de que el consumo debe ser bajo, que fue adoptado y replicado por muchos países".

De hecho, la investigación sugiere que las únicas personas que deben preocuparse por la reducción de este mineral en su alimentación son aquellos que sufren de hipertensión.

"El consumo de sal debe ser diferente en el paciente hipertenso que en el que no padece el mal. En la persona con presión arterial alta el consumo excesivo es malo y el poco, también; mientras que en los sujetos sin hipertensión el riesgo aumenta cuando el consumo es escaso"

COMER CON MUY POCA SAL HACE MAL, HACERLO CON MUCHA NO NOS HACE NADA

El trabajo fue realizado por el Instituto de Investigación de Salud de la Población (PHRI) de la Universidad de McMaster en conjunto con el hospital Hamilton Health Sciences, ambos de Estados Unidos, e involucró a más de 130 mil pacientes, de 49 países.

Fuente: Juan Gabriel Batalla; Infobae.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Clínica de las anorexias y bulimias

Una de las formas más actuales e inquietantes del malestar en la modernidad son los llamados "trastornos de la conducta alimenticia". De acuerdo a la enseñanza de Jacques Lacan, los principios que la gobiernan son: "la pasión por la nada", "la contemplación de la imagen en el espejo", "el apetito de muerte", "el dominio imperativo del Superyo", "el empuje melancólico a la Cosa" y su fundamento histérico. Es desde estos principios, que ofrezco una construcción y articulación teórica de conjunto.

Psicoanálisis