El fracaso psíquico

Es en los grandes fracasos, al caer las expectativas y desvanecerse los espejismos, cuando surge la posibilidad de una nueva dirección de vida. En tal situación queda al descubierto ese "nudo de dolor", ese nudo biográfico que durante tanto tiempo sufrió la conciencia.

En la raíz del sufrimiento psicológico están las fantasías, que lanzan al ser humano en persecución de espejismos que al no cumplirse producen estados dolorosos (des-ilusiones), mientras que los cumplimientos parciales producen situaciones placenteras.

De fracaso en fracaso puedes llegar al próximo descanso que se llama "morada del desvío". Cuidado con las dos vías que tienes ahora por delante: o tomas el camino de la resolución, que te lleva a la generación, o tomas el del resentimiento que te hace descender nuevamente hacia la regresión.

Allí estás plantado frente al dilema: o te decides por el laberinto de la vida consciente (y lo haces con resolución), o regresas resentido a tu vida anterior. Son numerosos los que no habiendo logrado superarse cortan allí sus posibilidades.

Hemos fracasado y seguiremos fracasando una y mil veces porque montamos en alas de un pájaro llamado "intento" que vuela sobre las frustraciones, las debilidades y las pequeñeces.

Es la fe en nuestro destino, es la fe en la justicia de nuestra acción, es la fe en nosotros mismos, es la fe en el ser humano, la fuerza que anima nuestro vuelo.

Porque no es el fin de la Historia, ni el fin de las ideas, ni el fin del hombre, porque no es tampoco el triunfo definitivo de la maldad y la manipulación, es que podemos intentar siempre cambiar las cosas y cambiarnos a nosotros mismos.

  • Fuente: El mensaje de Silo, Manual de Temas Formativos y Prácticas para los Mensajeros
COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
Los 7 alimentos que debes consumir si quieres ser más productivo

Independiente de lo que hagas, el ser productivo es ideal y en especial durante los días estresantes de trabajo. Si eres inversionista y trabajas con brokers como eToro, entonces debes estar alerta sobre muchas cosas y las fluctuaciones del mercado. Sin importar lo que hagas, lo que le das a tu cuerpo es importante, así que debes poner atención a los alimentos que incluyes en tu día a diario, pero especialmente en aquellos momentos que necesitas ser más atento.

Recuerda que debes dormir bien, hacer ejercicio, relajarte, y sobretodo aliméntate adecuadamente. Antes de empezar una dieta extrema o dejar de consumir lo que más te gusta sin saber el por qué, investiga un poco sobre los beneficios de los alimentos para ser más productivo.

Estos son los 7 alimentos que deberías consumir si quieres ser más productivo en tu trabajo y vida personal:

1.      Pescado: los pescados “azules” como el salmón, o el atún, tienen una alta cantidad de ácidos grasos, como el omega 3. El omega 3 son beneficiosos para el sistema nervioso, ayudando a reforzar las conexiones neuronales, y además son antioxidantes que protegen a nuestras neuronas de los radicales libres que atacan a diario. Se ha comprobado que aquellos que sufren de déficit de atención se benefician del consumo del pescado.

2.      Aguacate: esta fruta es rica en grasas no saturadas, las cuales son buenas para el cuerpo. Comer aguacate te ayuda a mejorar tu concentración y tu memoria, pues mejora la comunicación neuronal y tu circulación, limpiando las arterias de paso. Cuando el corazón bombea la sangre a tus órganos y tu cerebro de forma correcta, puedes rendir de manera adecuada.

3.      Yogur: los lácteos son buenos para tu salud, pues están llenos de calcio y vitaminas, pero el yogur es especialmente bueno para ti porque es bajo en grasa. El yogur tiene un aminoácido llamad tirosona que produce neurotransmisores, como la noradenalina y dopamina, mejorando la memoria y tu sentido de alerta.

4.      Banano: otra fruta que es deliciosa y que tiene muchos beneficios para tu cuerpo. El banano tiene mucho potasio, vitamina C, magnesio, y fibra. Esta fruta es ideal cuando tienes que poner más atención en el trabajo pero sientes que estás adormecido. El banano además te da vitamina B6 la cual promueve la producción de neurotransmisores que se relacionan con la concentración, como la dopamina, norepinefrina, y la serotonina.

5.      Chocolate oscuro: el cacao te aporta antioxidantes y hace que el cuerpo libere endorfinas, lo cual hace que te sientas bien y lleno de energía. El chocolate oscuro te puede ayudar a subir el azúcar un poco, sentirte más alerta, reduce tu apetito, y te hace sentir menos ansioso. Entre más oscuro sea el chocolate, mejor, así que cómelo cuando necesites mejorar tu concentración y tu memoria.

6.      Pollo: esta carne blanca es liviana y tiene mucha proteína, así que una vez que lo comes, tu cuerpo libera el aminoácido conocido como L-Tirosina, el cual ayuda a crear los neurotransmisores dopamina y noradrenalina, los cuales te hacen pensar rápido y con más claridad. Recuerda que es mejor consumir pollo cocinado a la plancha, al horno, o al vapor, pues tiene menos grasas saturadas.

7.      Frutos secos: seguramente has escuchado que los frutos secos son una buena merienda cuando necesitas tener energía, pero también ayudan a mejorar la función mental y tu atención. Si incluyes las almendras, el maní, o los marañones, obtendrás una gran cantidad de ácidos grasos omega 3, lo cual te da antioxidantes y protege tu cuerpo, especialmente tus arterias. Los frutos secos—en moderación—son una buena forma de proteger tus vasos sanguíneos y promueven la circulación. Además, estos alimentos tienen muchas vitaminas.

Todos sabemos que hay días en que no nos sentimos bien, pero debemos trabajar igual y dar lo mejor de nuestro rendimiento. Incluye estos alimentos cuando necesites trucos para concentrarte en tus estudios, o cuando tienes que trabajar largas jornadas, o simplemente cuando necesitas estar alerta en todo momento. No necesitas hacer cambios muy extremos, pero alterar tu dieta para que incluya estas comidas te puede hacer sentir mejor y notarás el cambio muy pronto, así que no dejes de lado tu salud y tu alimentación.

Te puede interesar
Edith Gomez
@edigomben
6 recomendaciones para tener una conciencia limpia

La conciencia intranquila es algo que afecta a muchas personas y puede ser debido a diversas razones. Quizá el recordarse constantemente de errores que cometieron en el pasado, el no creerse suficientemente buenos en algo en lo que se están desempeñando actualmente, el creerse que las malas decisiones tomadas en el pasado volverán para acecharlos, ciertos puntos de algunas religiones que señalan con el dedo y más.

La conciencia es algo que todos y cada uno de nosotros poseemos, solo que para una buena parte de la población esta no da mayores problemas, mientras que para otros se puede convertir en una importante fuente de estrés y culpa. Si este momento estás pasando por algo así -por las razones que sea- aprende en Gananci cómo quitar el estrés y como no vale simplemente con atacar el síntoma, sino también la causa, es importante ir un poco más allá.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra conciencia se define como el conocimiento del bien y del mal que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios. También a este término se le puede decir que es el sentido moral y ético propios de una persona.

Entonces, cuando en algún punto hemos obrado mal o existe cierto arrepentimiento, se puede decir que el cargo de conciencia que eso provoca no nos deja tener un estilo de vida óptimo, ya que será algo que siempre vendrá a nuestra mente aun en los momentos menos indicados o cuando menos lo esperemos.

Hay que tomar en cuenta que no existe nadie en el mundo puede estar orgulloso de todas y cada una de las acciones que ha realizado desde su nacimiento hasta el punto actual de su vida. Todos tenemos algunas áreas que no nos agradan particularmente, pero eso no quiere decir que no podamos tener una conciencia limpia al respecto.

¡Sí se puede! Y esto es importante saberlo porque a pesar de que esa situación se repita una y otra vez en nuestra mente no hay manera de modificarla, por lo que no vale la pena permitir que siga siendo un elemento fundamental de nuestros pensamientos y mucho menos que muchas de las decisiones que tomemos se rijan por ese particular episodio.

Como no podemos cambiar las razones por las que se ha generado un cargo de conciencia, lo que sí podemos hacer al respecto es poner en práctica las siguientes recomendaciones que te ayudarán a tener una conciencia tranquila a partir de ahora:

1.- Cree que puedes alcanzarla: tener la conciencia tranquila es un sentimiento de paz al que puedes tener acceso si te lo propones y trabajas en ello. Puede que en algún punto no te sientas merecedor de ello, pero sí lo eres. Para poder tener una conciencia tranquila necesitas conocer tu valor. Una buena autoestima es importante para lograr cualquier cosa que te propongas. Para ayudarte en este tema te puede servir leer este listado de libros acerca de la autoestima.

Además, que hayas cometido algunos errores en el pasado no significa que tu valía haya disminuido, cuando te deshaces de ese pensamiento empezarás a ver importantes cambios en ti y en la forma en que actúas porque la culpa ya no será uno de tus principales impulsores.

2.- Comprende que todos cometemos errores: esto es un hecho del que nadie se libra, pero al hacernos conscientes de ello podemos utilizarlo a nuestro favor. Las equivocaciones que has cometido no puedes cambiarlas, pero sí puedes sacar un aprendizaje de ellas para que no tengas que volver a pasar por lo mismo una y otra vez.

3.- Deja de señalarte a ti mismo: a veces tu peor crítico puedes ser tu mismo, así que deja de recordarte una y mil veces las cosas en las que te equivocaste y utiliza esa energía en cosas más productivas. Las actividades que realizaste en el pasado no definen quien eres, sobre todo porque eres capaz de decidir tu comportamiento, así que haber hecho algo anteriormente no significa que debas repetir esa conducta por siempre.

Perdónate a ti mismo primero y verás cómo sentirás un importante alivio en tu conciencia y tendrás más oportunidades de mejora en adelante.

4.- Actúa en base a tus valores y aquello que crees: revisa tu sistema de valores y cada vez que vayas a tomar una decisión o a hacer algo, compáralo con estos principios que son importantes para ti. Cuando tienes un criterio firme y actúas en base al mismo, tendrás una conciencia tranquila porque no te traicionas.

5.- Aduéñate de las cosas que haces para evitar arrepentimientos: este punto también es muy importante. Si haces algo o tomas una decisión sobre la que tienes dudas, necesitas adueñarte de la misma, saber todas las razones por las cuales actuaste así y por qué no pudo haber sido de otra manera.

Cuando tienes estos aspectos bien claros será difícil que te arrepientas ya que confías en ti mismo. Incluso cuando esa decisión o acción no haya sido la más acertada tendrás la conciencia limpia y podrás aprender de esa experiencia para el futuro.

6.- Ten presente que tus acciones tienen consecuencias: no te avergüences de las cosas que hiciste anteriormente porque eso se quedó en el pasado y mientras sigas atado a la culpa no podrás tener una conciencia limpia. No puedes “limpiar” tu conciencia haciendo cosas buenas, lo puedes hacer construyendo una buena relación contigo desde el interior.

Recuerda que cada una de las cosas que hagas tiene consecuencias para ti e incluso para personas a tu alrededor, por lo que debes ser muy responsable con las mismas. Así la conciencia no será un problema para ti en un futuro

Mindfulness